Diferentes tipos de café en grano

Existe una gran variedad en cuanto a tipos de plantas de café y cada especie ofrece un fruto diferente. No obstante, aunque se contabilizan más de 60 especies de café en el mundo, las más comunes son la robusta y la arábica, sumando entre las dos el 98% de la producción del planeta.

Arábigo

Este es, de entre todos los granos de café el que monopoliza todas las tazas del mundo. Representa entre un 70% o un 80% de la producción mundial. Su origen está en las montañas del sur de Etiopía, es considerado el primer café en ser cultivado de la historia. Originalmente, de las plantas de cafeto lo que se utilizaban era las hojas, para elaborar infusiones. Pero con el paso del tiempo se comenzó a secar y a moler su semilla para luego elaborar el café tal como lo conocemos hoy día. La variedad de café arábigo, posee una semilla grande y de una tonalidad clara, su porcentaje de cafeína ronda entre el uno y el quince por ciento, se considera una cantidad pequeña en comparación con otras. Este tipo de semillas se cultiva en alturas comprendidas entre los 1200 y los 1800 metros, con temperaturas que oscilan entre los 15 grados y los 20 grados centígrados. Cultivar esta variedad al igual que la mayoría, necesitan estar en climas que posean poca oscilación térmica. El grano arábigo se caracteriza principalmente por tener un gusto suave y agradable. Además suele asociarse a regustos de aromas silvestres y de frutos secos que se complementa a la perfección con ese toque dulce y ácido que tiene el café. Esta cantidad de matices dependerá de muchos factores, como por ejemplo la molida, el agua con el que se elabore y todo el proceso de preparación. La influencia que ejerce la ubicación sobre las plantaciones es muy importante, pues le otorgan características propias y únicas a los granos. Dentro del grano arábigo existen un grupo de variedades que son: Moka, Java, Tarrazu, entre otros.

Robusta

También conocida como Coffea Canephora, es originaria de la República Democrática del Congo. Esta semilla posee importantes diferencias con la arábiga, pues se trata de un tipo de cafeto mucho más resistente lo que provoca que sea más fácil su cultivo. Se puede encontrar a partir de los 200m de altura, siempre y cuando la temperatura sea constante y haya suficiente humedad. Aunque es un grano muy popular y de más fácil cultivo, no consigue superar a la arábiga, pues tanto su aroma como su sabor son diferentes. La semilla Robusta es mucho más pequeña y oscura que la modalidad Arábigo, teniendo un porcentaje de cafeína tres veces mayor. Su sabor es más amargo y menos ácido, posee una textura áspera y cremosa, lo que lo convierte en un grano con menos atractivo que el anterior. Aun así, su bajo coste lo hace ideal para mezclas y para la fabricación de café solubles. Otros países productores, son una gran referente en el mundo del café, pues aunque no posean su propio grano se cultiva más de la mitad del café que se produce, estos son países como Brasil, Colombia o Guatemala.

Arábica

La variedad arábica se cultiva en Centroamérica, Sudamérica, Asia y Este de África, siendo el tipo más apreciado por los consumidores y representa entre el 70 y 75% de la producción mundial de café. Es un tipo de grano de café originario de de las regiones montañosas de Etiopía y es muy sensible al calor y la humedad. Crece en altitudes superiores a los 800 metros y cuanto más alta sea la cota mejores suelen ser las cualidades del grano de café.